“Lo ocurrido no es un ejemplo de lo que quiero ser”

Sergio vuelve a disculparse antes de su debut en el PGA Tour

No han debido ser días fáciles para Sergio García ni su entorno. El ensañamiento tras los desafortunados incidentes en Arabia Saudí aún colean y sólo hace falta darse una vuelta por las redes sociales para descubrir los comentarios, memes y demás material que se han generado alrededor de la descalificación de García. Quizás lo más duro han sido las criticas de sus propios compañeros, que incluso reclamaban un mayor castigo para el campeón español. . Estaban en el fondo de mi cabeza y cuando empecé a frustrarme en el campo, todo salió”

“A principio de esa semana recibí unas noticias personales que no ayudaron. Estaban en el fondo de mi cabeza y cuando empecé a frustrarme en el campo, todo salió”

Sergio García

Sergio volvía a disculparse a través de instagram y ayer mismo confirmaba a los compañeros de Golf Channel que hay algo más detrás de su desproporcionada reacción. “A principio de esa semana recibí unas noticias personales que no ayudaron. Estaban en el fondo de mi cabeza y cuando empecé a frustrarme en el campo, todo salió”, comentaba el español al periodista americano Todd Lewis. Sergio no quiso dar más detalles acerca de esos problemas personales. “Fue una mezcla de emociones con los temas personales y mi frustación en los greenes”, concluyó.

El ambiente con el que Sergio va a encontrarse desde el jueves en el Genesis Open, su debut esta temporada en el PGA Tour, no va a ser precisamente amigable, una tónica que me temo será habitual este año, sobre todo en Estados Unidos, por lo menos hasta que el tiempo ejerza su efecto balsámico y los desperfectos en los greenes queden en el olvido.

Cierto es que es el propio Sergio García el que se ha metido solito en este entuerto, su comportamiento alevoso en el fatídico viernes de pasión saudita es impresentable y por mucho que busquemos, es imposible encontrar justificación. Pero dejemos las crucifixiones para la monarquía islámica de reino de Salmán bin Abdulaziz, es el momento de volver a Riviera Country Club y valorar que Sergio ha reconocido por primera vez que tiene un problema. Sergio, poco amigo del trabajo mental, supongo que habrá buscado a estas horas un diván en el que tomar consulta. Todos lo utilizan y a todos les ayuda.

“En el fondo todos somos un poco Garciístas, solo falta que nos des algún motivo, como has hecho en estos últimos 20 años, solo necesitamos alguna pequeña excusa y te prometo, seguiremos ejerciendo…”

Lástima que a estas horas sigamos hablando de niñerías que nada tienen que ver con el enorme talento del de Castellón, pero no nos lo pones fácil Sergio. Ahora, solo esperamos que pongas en práctica las intenciones que se desprenden de tu mensaje de instagram. En el fondo todos somos un poco Garciístas, solo falta que nos des algún motivo, como has hecho en estos últimos 20 años, solo necesitamos alguna pequeña excusa y te prometo, seguiremos ejerciendo.