“Bjorn no se equivocaría si escogiera a Langer y Jiménez”

Hola a todos,

Como ya os imagináis, están siendo unos días muy especiales, pero quería sacar tiempo para agradeceros todas las muestras de cariño, mensajes y comentarios bonitos que me han ido llegando tras la victoria el Senior Open, quería aprovechar también para contaros mis sensaciones.

Llegué a St. Andrews el lunes por la tarde al Hotel Rusacks que fue nuestro cuartel general esta semana. Desde que vienes por la carretera vas oliendo al golf. Es un sitio muy especial, todo gira en torno a este deporte. El martes hubo un proam, el miércoles día de entrenamiento y el jueves ya comenzaba el torneo.

¿Qué puedo decir…? que jugué muy bien, especialmente los nueve segundos hoyos durante toda la semana, era la parte más dura del campo con viento en contra y en ese tramo del recorrido todos se caían, yo no sólo lograba mantenerme si no que además conseguí restar golpes. El último día en los hoyos 14 y 15 se me fue un poco e hice tres putts, y pasé de tres golpes de ventaja a uno. Pero el putt de tres metros en el 17 fue la clave, me dio un golpe de ventaja a falta del último hoyo.

En el 18 vi primero a mi caddie emocionado y luego a mi hijo y estuvieron a punto de saltárseme las lágrimas, pero aguanté el tipo. Siempre digo que todas las victorias son especiales, porque reflejan un momento, pero esta lo es un poco más… siempre es bonito poner tu nombre al lado de todos los que han ganado en la cuna del golf.
Recuerdo poco de la victoria de Seve en el año 1984, es curioso que Bernhard Langer quedó segundo en aquel año y 34 años después ha vuelto a quedar segundo por detrás de otro español.

Me hace mucha ilusión clasificarme para el Open de 2019, el de los jóvenes, el bueno… es la primera vez que se va a jugar en Irlanda. Me sigo sintiendo bien, pegándole bien a la pelota y a gusto con lo que hago, además me gusta el viento y creo que mi juego se adapta bien a los campos links. Que nadie crea que Miguel Ángel Jiménez va a ir a pasearse a Royal Portrush. Yo trabajo todos los días por un motivo, si fuera allí a sabiendas de que voy a quedar el último, me quedo en mi casa, yo no voy a jugar así al golf, yo voy con toda la motivación. Le estoy pegando igual de largo que siempre con maderas, hierros y con todo, y me sigue motivando y gustado lo que estoy haciendo.

En la celebración brindamos con champagne y vino tinto, estuvo mi hijo mayor, mi mujer, unos buenos amigos (Pascual y su mujer). No pudimos brindar con la jarra por que se la llevaron, me tienen que mandar una réplica, en cuanto al tenga, ya brindaremos.

Muy temprano el lunes nos fuimos a Málaga y tras aterrizar fuimos directamente del aeropuerto a tomar sardinas y luego a la playa a pegarnos una siesta playera.

 

Tras unos días en Málaga de nuevo me marcharé a Estados Unidos, la vida y la temporada siguen. Me da pena no venir más a España y no poder competir en Valderrama, pero justo el torneo coincidirá con las finales del Champions Tour. Este año vendré a España a competir al Circuito Europeo Senior que se jugará a finales de noviembre en Benidorm.

Todo el mundo me pregunta si estos buenos resultado no me animan a competir más en el Circuito Europeo, pero tengo claro que voy a seguir haciendo las cosas como esta ahora. Es bastante más cómodo jugar tres días a la semana sin corte que cuatro con la presión de un corte y llevo ya 30 años dandole vueltas al mundo pegándole a la pelota y creo que es el momento de centrarme en el Champions Tour. Mientras me siga viendo bien haré incursiones esporádicas en el Circuito Europeo, pero me debo al Circuito Senior. Ahora bien, Thomas Bjorn no se equivocaría si escogiera a Bernhard Langer y Jiménez y nos pusieran a jugar fourballs y foursome. Tal y como está jugando el Bernardo y como estoy yo, os aseguro que no se iba a equivocar si de las cuatro plazas nos escoge.

Muchas gracias a todos.
Un Abrazo.