Penalty y expulsión

“Solo fue un accidente” se apresuró a decir Tiger Woods con una sonrisa en la boca quitando importancia al incidente. La involuntaria entrada del guardia de seguridad a Tiger Woods en el hoyo 14 del Masters de Augusta se ha viralizado de tal modo, que desde el entorno del empleado de seguridad piden respeto y discreción. Al parecer el protagonista lo está pasando mal en las horas posteriores a que su imagen sea protagonista. El curioso incidente solo ocasionó a Tiger una leve molestia en el momento. Como los buenos toreros, Tiger ni si quiera miró a su presunto agresor ni a su tobillo, seguía concentrado en su bola y en su juego.

El golpe de prácticas de Zach Johnson

La otra de las anécdotas de la jornada sucedió con Zach Johnson en la salida del hoyo 13 cuando ejecutando un swing de practicas que golpeó a su bola accidentalmente rebotando en la barra de salida. Al considerarse swing de prácticas no incurrió en penalidad y pudo ejecutar su golpe de nuevo desde el tee. Aquí tenéis la secuencia completa.