El físico vuelve a castigar a Tiger Woods

Reconozco que mi despiste con Tiger Woods es proporcional a mi admiración, hace poco más de año inaugurábamos esta aventura llamada Golflick con el informe sobre el retorno de Tiger Woods y su estremecedor historial médico. Me mostraba entonces escéptico sobre la resurrección del golfista más grande de todos los tiempos y dubitativo sobre la respuesta de su cuerpo ante sus altas exigencias competitivas.

Tiger Woods 2018
Historial de lesiones y operaciones de Tiger Woods.

“El cuerpo de Tiger Woods tiene más operaciones que el de la popular Cher, eso sí, ninguna estética, incluso me sorprende que Woods no haya sucumbido a la moda del implante capilar. Falta le hace. Demasiadas horas compartidas entre sudor y gorra”

El motivo de mis dudas no es otra realidad que el cuerpo de Tiger Woods tiene más operaciones que el la popular Cher, eso sí, ninguna estética, incluso me sorprende que Woods no haya sucumbido a la moda del implante capilar. Falta le hace. Demasiadas horas compartidas entre sudor y gorra. En total han sido 10 operaciones serias por todo su cuerpo, cuatro en la espalda, cinco de rodilla y una en el tendón de Aquiles, demasiado bisturí en el castigando el cuerpo de un deportista de elite cuarentón, y como él mismo ha reconocido, sobrepasado de entrenamiento físico en algunas de las fases de su carrera.

La sorprendente resurrección de Tiger Woods

Sin embargo el zasca de Tiger Woods no se hizo esperar y arrancó en sus primeros torneos sin resultados demasiado espectaculares pero promediando velocidades de swing y distancias más propias de las nuevas generaciones de veinteañeros bombarderos con cuerpos vírgenes de dolencias y complicaciones. Primera sorpresa. La segunda llegaba a final de temporada con su victoria número 80 en el Tour Championship, ya avisó en los últimos Majors del año, peleando por ganar tanto en The Open como en el PGA Championship. Estuve en ambos y el ambiente fue de esos que resulta difícil de olvidar. Fue entonces cuando comentaba la resurrección de Tiger Woods e incluso me replanteaba crear su iglesia que fundó allá por el año 1999 John Ziegler.

Pero después de un prometedor inicio de temporada 2019 con golpes como el ya célebre hierro 9 desde las arenas mexicanas de Chapulpetech, un nuevo contratiempo físico vuelve a enturbiar la ilusión de los tigristas confesos. Tiger comunicaba su retirada de Bay Hill a través de un mensaje en sus redes sociales:

1) Unfortunately due to a neck strain that I’ve had for a few weeks, I’m forced to withdraw from the API. I’ve been receiving treatment, but it hasn’t improved enough to play. My lower back is fine, and I have no long-term concerns, and I hope to be ready for The Players.— Tiger Woods (@TigerWoods) 4 de marzo de 2019

Woods se borraba del field del Arnold Palmer Invitational por unas molestias en el cuello y su participación en el The Playes Championship es ahora mismo duda. En 2010 el californiano ya tuvo problemas a causa de una inflamación de la articulación facetaria del cuello.