El golfista que sobrevivió al veneno de las ratas

Christiaan Bezuidenhout bebió veneno para ratas

Entre los nueve jugadores empatados en la segunda plaza, esta semana en el torneo del Circuito Europeo disputado en Qatar destacan algunos nombres; Jorge Campillo y Nacho Elvira nos tocan más de cerca pero sorprende la historia que hay detrás del sudafricano Christiaan Bezuidenhout. A sus casi 25 años sigue persiguiendo su primera gran victoria, aunque estar vivo es ya un triunfo que celebra cada día tras un terrible accidente que marcó su infancia.

A través de la publicación de su historia en el blog del Circuito Europeo, descubríamos que Bezuidenhout estuvo muy cerca de la muerte siendo un niño. el jugador además, describe las complicaciones que resultaron de aquel triste incidente. “Cuando era un bebé mientras jugaba con amigos en la calle, bebí veneno para ratas por accidente”, escribió Bezuidenhout. “Tenía dos años y medio y estaba jugando en la calle cuando vi una botella de refresco abandonada, bebí, pero en realidad contenía veneno para ratas. Fue un momento que cambiaría mi la vida para siempre”.

Bebió de una botella de veneno para ratas por accidente

Bezuidenhout estuvo a punto de morir y según cuenta en la citada publicación, en el hospital, comprobaron como el veneno se había extendido por todo su sistema nervioso. Finalmente salvó la vida pero una de las secuelas del accidente fue un tartamudeo que le acompañaría de por vida, además el propio accidente y las secuelas le llevaron a sufrir un cuadro de ansiedad profunda del que tuvo que tratarse durante años.

La ansiedad y la depresión obligaron a Bezuidenhout a medicarse. Y en el British Amateur de 2014 en Royal Portrush, justo cuando el prometedor amateur sudafricano estaba levantando cabeza y se había clasificados para el Trofeo Eisenhower, (campeonato del Mundo amateur), los medicamentos dieron positivo en el control antidoping y Bezuidenhout fue sancionado teniendo que perderse la competición más importante de su vida: “Fue horrible. Pasé toda mi carrera amateur trabajando para llegar al Eisenhower para representar a mi país”, comentaba en la publicación del Circuito Europeo.

La suspensión generó todo tipo de rumores y la vida del joven golfista volvía a tocar fondo, vuelta a empezar con tratamiento psicológico hasta que pudo volver a competir y los buenos resultados devolvieron la sonrisa al sudafricano. Conseguiría ser rookie del año en el Circuito Sudafricano, donde conseguiría la tarjeta del Circuito Europeo. La temporada no había comenzado muy bien en 2019 en el Circuito Europeo con cuatro cortes fallados, pero su segundo puesto en Qatar de hace unos días le hace olvidar las dificultades del pasado y centrarse en su prometedor futuro.